miércoles, 10 de febrero de 2010

Dios va conmigo dondequiera que yo voy

Jamás se te puede privar de tu perfecta santidad porque DIOS va contigo dondequiera que tú vas.
Jamás puedes sufrir porque DIOS de toda dicha va contigo dondequiera que tú vas. Jamás puedes estar solo porque DIOS de toda vida va contigo dondequiera que tú vas. Nada puede destruir tu paz mental porque Dios va contigo dondequiera que tú vas.

UCDM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada